Nuestro Compromiso

Razona, Reduce, Reutiliza, Separa y Recicla.

En Todo de cartón ® / ZIP´N GO! ® , nos hemos propuesto consolidar y conformar las bases de una cultura ambiental, que pueda influir en otras organizaciones, grupos y personas, que colabore con la construcción de un México que ayude a dignificar al mundo, que nos permita a todos responsabilizarnos por nuestras acciones y sobre todo responsabilizarnos de nuestros hábitos de consumo. Te invitamos a ti a que te unas a este proyecto, con tus ideas, con tu participación y entusiasmo, para que así dejemos de ser parte del problema y nos convirtamos en parte de la solución.

Razona, Reduce, Reutiliza, Separa y Recicla.

Razona

Todo comienza con una necesidad real o creada artificialmente. Son en nuestras decisiones diarias cuando podemos hacer la diferencia.
Sólo debemos preguntarnos: ¿realmente necesito esto?, ¿es desechable?, ¿se puede reutilizar, rellenar, retornar o reciclar?Reduce

Todo aquello que compramos y consumimos tiene una relación directa con lo que tiramos. Si consumimos racionalmente, evitamos el derroche y usamos sólo lo indispensable, colaboramos con el cuidado del medio ambiente. Reducir nuestros desperdicios es una tarea que comienza antes de comprar.

Reutiliza

¿Por qué tirar a la basura algo que todavía sirve?, ¿por qué destruir algo que nos ha costado tanto trabajo hacer? Reutilizar consiste en dar a las cosas la máxima utilidad, destruirlas o deshacernos de ellas. De esta manera ahorramos la energía que se invertiría para hacer dicho producto.

Separa

En promedio, una familia mexicana genera mensualmente 1 m3 de basura, que se compone básicamente por papel, cartón, vidrio, metal, plásticos, materia orgánica y control sanitario. La basura está compuesta por varios desperdicios que no son basura por sí mismos y pueden ser reciclados. Si separamos los desperdicios correctamente, podemos recuperarlos y evitar que se conviertan en basura. Esta sencilla actividad nos permitirá reducir el espacio de la basura hasta en un 80%.

Recicla

Reciclar consiste en usar los materiales una y otra vez para hacer nuevos productos, reduciendo de manera significativa la utilización de nuevas materias primas. Si reincorporamos recursos ya usados en los procesos de fabricación de nuevos materiales, podemos ahorrar energía, tiempo y agua, y conservar los recursos naturales.